Un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota (sí, la misma universidad que realizó un proyecto sobre la impresión de piel) es pionero en el uso de las impresiones 3D para fines médicos. En esta oportunidad, han creado un dispositivo optoelectrónico en superficies semiesféricas. Este proyecto ha dado como resultado el primer ojo biónico que podría devolver la visión a las personas invidentes.

Antes de seguir con la explicación general del tema, profundizaré en el sistema optoelectrónico.

¿Qué es el sistema optoelectrónico?

La optoelectrónica es la rama de la electrónica que estudia la luz y su comportamiento.  Es un nexo entre los sistemas ópticos y electrónicos. En términos generales, estos dispositivos creados responderán a la radiación de luz o generan dicha radiación. Existen tres tipos de frecuencias:

  • Infrarrojo: se caracteriza por la longitud de onda, sus efectos térmicos, pero no luminosos ni químicos.
  • Visible: poseen longitudes de onda las cuales responden al ojo humano. Aproximadamente, entre los 400nm y 800nm de longitud de onda.
  • Ultravioleta: Longitudes de onda tan cortas que no son percibidas por el ojo humano.

Los dispositivos varían respecto al rango de actuación. Existen desde fotorresistencias, fotodiodos hasta células solares.

El campo de la optoelectrónica está creciendo con mucho interés en el manejo de las telecomunicaciones. En la actualidad, vemos esta tecnología en los LEDs, pantallas de cristal líquido, rayos catódicos, entre otros.

Procedimiento

Se usó materiales de polímeros para la impresión de los fotodiodos (aquellos que convierten la luz en electricidad). Estos se agregarán en una cúpula de vidrio sobre un elemento de plástico. Además, utilizaron tintas con nanopartículas de plata sobre la cúpula de cristal hemisférica mencionada anteriormente.

Otro desafío para el proyecto será crear un prototipo con receptores de luz cada vez más eficientes para ahorrar tiempo y aumentar la calidad de dicho ojo biónico. También esperan realizar impresiones con materiales más flexibles para implantarlo como un ojo real.

Michael McAlpine, profesor de ingeniería mecánica de dicha universidad, explica que el ojo biónico es visto por las personas como un tema ficticio, pero está cerca de volverse realidad. Para él este proyecto es especial, pues lo tomó como un desafío personal: un familiar suyo no puede ver a través de un ojo. Se indica que estos ojos biónicos no solo ayudarán a los invidentes pues también plantean que en un futuro podrá servir para aumentar la visión de personas sanas.

Este es el primer paso. Ya tenemos un sistema biónico capaz de interpretar rudimentariamente la luz en señales eléctricas, lo siguiente y más importante es encontrar la manera que dichas señales que enviarán esos ojos puedan ser interpretadas por el cerebro.

McAlpine agrega lo siguiente: No podremos trasplantar este ojo a un ser humano en el corto plazo. Una cúpula de vidrio probablemente no se sienta bien en la cuenca del ojo real, por lo que el equipo está tratando de encontrar una manera de imprimir sobre un material hemisférico suave. 

¿Qué opinas de este avance? Me gustaría leer y compartir más de estas buenas noticias 🙂

Puedes leer la nota original de la Universidad aquí.



1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.