Los avances en impresión 3D o impresora 3D aplicados a la salud nos siguen sorprendiendo. Esta vez, la noticia viene del campo de la medicina veterinaria y una innovadora técnica creada por la Dra. Michelle Oblak, una cirujana veterinaria oncóloga de la Universidad de Guelph en Ontario (Canadá).

Si eres amante de los perros, esta historia e imágenes te conmoverán. Esta es la historia de Patches, una perrita salchicha de 9 años que fue detectada con un tumor llamado osteocondrosarcoma multilobular que abarcaba más del 70% de su cráneo y la única manera de curarla era extirpar el tumor y crear un nuevo cráneo, una tarea que parecería imposible, pero que se logró gracias a la tecnología de la impresión 3D.



Un cráneo de titanio impreso en 3D

El dueño de Patches había pasado ya por las manos de diferentes veterinarios antes de llegar a la Dra. Michele Oblak, quien ya venía investigando en la impresión 3D para salvar la vida de perros. Lo primero que la doctora hizo fue realizar una tomografía computarizada de la cabeza y tumor del animal; posteriormente, operaron el tumor, retirando las partes cancerosas. Finalmente, realizaron un mapeo de cómo se vería la pieza hecha de titanio en 3D y cómo se vería ésta en el cráneo de Patches. Cabe resaltar que la elaboración de esta pieza requiere de una fina precisión ya que si se falla unos milímetros la placa no encajaría, lo que significaría el fracaso del procedimiento.

Para la elaboración del modelo 3D de la cabeza con el tumor, la doctora Oblak trabajó de la mano de un ingeniero del Centro de Diseño y Tecnologías de Fabricación Avanzada del Sheridan College, posteriormente, envió los diseños de lo que sería la placa de titanio a una compañía de impresión en 3D y, dos semanas después, la pieza de titanio personalizada estaba lista para colocarla en la cabeza de Patches.

impresora 3D protesis perro

impresora 3D protesis perro 1

Una técnica aplicable a humanos

Actualmente, Patches ya no tiene cáncer y del enorme tumor que sobresalía de su cráneo solo quedó una cicatriz en su cabeza. Si bien ahora hablamos de animales, esta técnica puede ser fácilmente aplicada a humanos. Gracias a la experiencia aprendida en animales, se puede obtener información valiosa para posteriormente aplicarlo a procedimientos para salvar la vida de seres humanos.

Si te gustó esta historia sobre los mejores amigos del hombre y el mundo de la impresora 3d, compártela 🙂
Nota original

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.