Cabe resaltar que yo no soy un erudito en la materia,pero de esto se trata la filosofía: busca de manera incansable resolver dudas y hallar la “verdad”, aunque en muchas ocasiones deja más preguntas que respuestas. Lleguemos juntos a esa verdad.

Hoy quiero hablar sobre un tópico que me resulta de vital interés, pero por no ser de un ámbito tecnológico, quizá sea uno de los menos estudiados y difundidos.

La filosofía es el estudio de diversos problemas fundamentales en cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente, entre otros. Por ello, la filosofía puede ampliamente estudiar la realidad aumentada y virtual por medio de la racionalidad.

¿La realidad virtual o aumentada es parte de nuestra realidad? Pronto dejará de haber distinciones y será una sola. Esto significa nuevas formas de entender y comprender los límites de dicha tecnología. La realidad, en un futuro, puede ser generada por completo por un computadora. ¿Hasta dónde llegarán nuestros derechos y nuestro poder de acción de dichas realidades?

Para hallar las verdades es necesario describir diversos puntos de vista de sabios en la materia. Comenzamos por el concepto de realidad.

¿Qué es la realidad?

Para Platón (427-347 a. C.) existe una dualidad. La realidad es lo que vemos, pero esta es un mundo de apariencias y sombras, a diferencia de lo que no vemos: mundo inteligible de las ideas, el cual, según el filósofo, es el verdadero mundo. Él postulaba que existe una idea de cada cosa que nos rodea, por ejemplo, la idea de belleza, la idea del amor, la idea del hombre, etc., y que estas no son percibidas completamente por nuestros sentidos, es decir, lo que nosotros percibimos sensorialmente es solo una sombra o proyección de esta idea.

Según Platón, cada uno de estos mundos tiene características propias, por ejemplo:

  • El mundo de los sentidos: temporal y espacial, por estar sometido al cambio, a la movilidad y a la corrupción.
  • El mundo de las ideas: Partiendo de lo propuesto por Platón, este mundo no existe el cambio. Está en estado perpetuo.

Para llegar a dicho mundo de las ideas, nosotros los humanos hemos tenido que recordarlo (teoría de la reminiscencia). Entonces ¿el mundo virtual forma parte del mundo de las ideas? ¿Matrix tenía razón y estamos viviendo en simulación por un mundo creado por computadora? ¿Neo eligió salir de la cueva (mito de la caverna) para conocer la realidad?

La dualidad de Platón es interesante para explicar el mundo contemporaneo como una analógia a lo real y lo virtual. El mundo sensible, el que conocemos todos; y el mundo de las ideas que puede ser el mundo virtual. 


Para Aristóteles (Estagira, 384 – 322 a. C), alumno de Platón, la realidad es una sola y no se puede dividir como lo hizo su profesor. Esta realidad es la sustancia misma en sí. Cualquier sustancia posee materia (principio indeterminado) y forma (determina lo que una cosa sea lo que es).

Aristóteles hace un giro hacia el lado opuesto de Platón; sin embargo, el se expresó sobre el término virtualidad. En su obra Metafísica, lo virtual puede ser poder o potencia (dinaton) .


Descartes (1596 – 1650) por otro lado,  nos habla que hay que dudar de realidad. Dudemos de todo. A raíz de ese escepticismo es cuando surge su método científico para hallar la verdad.

Él llega a explicarnos sobre un “genio maligno” que trata de engañarnos todo el tiempo. En este contexto, Descartes encuentra con una verdad: Se necesita de la existencia como sujeto que duda y es víctima del engaño. Es decir, si dudo es porque estoy existiendo.

COGITO, ERGO SUM= PIENSO, LUEGO EXISTO


Un concepto interesante son los qualia son las cualidades subjetivas de las experiencias individuales vividas. Los qualia están asociadas a la subjetividad de nuestra percepción y cerebro.  De esta manera es como también descubrimos la realidad.

Es importante tratar los qualia porque Thomas Nagel (1937), filósofo actual, en sus estudios (Qué se siente ser un murciélago) indica que el conocimiento que tenemos de las cosas (objetivo) no es lo mismo que vivir dicha experiencia de lo conocido (subjetivo).

La realidad virtual y aumentada podrían acortar esa brecha pues estas generan experiencias de actividades o ambientes que solo conocemos por otros métodos. 

Por ejemplo: ¿Cómo es caminar en la luna? No te preocupes, nos ponemos nuestro headset y activamos el app de Moonwalker y tendremos un experiencia realista, aunque no podremos decir que hemos estado allí. Esta experiencia nos permite asumir roles de personajes.


Philippe Quéau (1952) ahonda sobre la realidad virtual. Para él, las realidad virtual no son irreales en absoluto. Poseen realidad, aunque sólo por medios tecnológicos. Las experiencias virtuales se asimilan en experiencias sensoriales que si son reales y que acumulamos por nuestros sentidos.

Muchos dan como ejemplo la capacidad de visualizar una foto en nuestra computadora. Este elemento es real que a su vez es la presencia de la información digital que está alojada en un microSD. 

Está claro que la tecnología vuela mientras otros campos contemplativos y sociales como la filosofía, la moral; no le pueden seguir el ritmo acelerado. Ahora ya podemos hablar de sentir la realidad virtual.

Filosofía de la realidad aumentada / virtual

El cuerpo ausente.

Extracto de “Cuerpo y tecnología. La virtualidad como espacio de acción contemporánea” por el profesor-investigador en el Departamento de Relaciones Sociales de la UAM–Xochimilco, José Alberto Sánchez Martínez.

Con las nuevas tecnologías digitales y virtuales de este mundo moderno, muchas estudiosos han tratado de investigar los efectos de dicha virtualidad en relación con la presencia. Un ejemplo interesante es la comunicación virtual. Esto implica en primera lugar: desaparecer físicamente.

Los siguientes espacios desaparecen con el uso de la virtualidad:

  • El primer espacio de desaparición es el corporal.
  • Un segundo es el espacio territorial.
  • El espacio mundial.

Ilusión y Simulación

Baudrillard habla de la simulación como el acto de crear secreto, la función del secreto es suprimir la acumulación de realidad, en el núcleo del secreto sólo hay ilusión ya sea individual, grupal. La forma en que se manifiesta el crimen (el crimen de la realidad, según Baudrillard) es a través de las formas de vida tecnológicas: televisión, internet, ciberespacio, realidad virtual, es decir, la destrucción de la ilusión como mecanismo del secreto.

José Alberto Sánchez Martínez.

El autor nos quiere explicar que la simulación e ilusión tienen relación intrínseca con la virtualidad.

Lo virtual  y lo real

Las cuestiones filosóficas pertenecientes a la metafísica y la filosofía de la percepción.

  • ¿La experiencia de VR / AR es veridical, ilusoria o alucinatoria?
  • ¿Cuál es el estado ontológico de los elementos representados en VR / AR?

David Chalmers, en su libro “Lo virtual y lo real”, responde estas dos preguntas argumentando que las entidades en la realidad virtual son genuinamente reales y que los eventos en la realidad virtual sí ocurren y no son ilusorias. Así mismo, menciona que las experiencias de realidad virtual pueden ser tan valiosas como las del mundo real.

¿Por qué se dice esto? Se argumenta que si bien las entidades en este tipo de realidades podrían ser similares a personajes ficticios como Sherlock Holmes, Pegaso; el usuario no interactúa con estos, en cambio en VR y AR, sí es posible interactuar con ellas e incluso controlarlas.

Si lo virtual o aumentado es conocido como real es evidente que las experiencias que vivimos de estas, son también reales.

Por ello, el autor indica que las obras de ficción como El señor de los anillos u otro libros son los primeros mundos virtuales que conocemos, aunque de manera incipiente y casi primitiva, pues no hay interacción entre objetivos o libertad de movimiento trascendental. Inclusive nos podemos remitir a lo aprendido con Brenda Laureal que nos permite diferenciar la realidad virtual de otras experiencias.

Es más, Chalmers defienda la idea de los ávatars y los espacios virtuales como entidades reales. Si elijo una moneda virtual en Second Life, realmente uso mi cuerpo virtual para tomar posesión de una moneda virtual. No hay nada ficticio sobre esto.

Percepción

Ahora hablemos de la percepción. Si los objetos virtuales no son reales, entonces la percepción de ellos es una especie de alucinación, similar a percibir un elefante rosa.

Si los objetos virtuales son reales, la percepción de ellos podría ser ilusoria, porque percibimos objetos que tienen propiedades no virtuales (cuando realmente no tienen dichas propiedades). Por ejemplo: Cuando percibo un cubo rojo en la realidad virtual, me parece que estoy viendo un objeto con propiedades no virtuales como el ser rojo y ser cúbico.

Los conceptos de estos dos elementos son los siguientes:

  • Alucinación: Percepción de una imagen, un objeto o un estímulo exterior inexistentes que son considerados como reales.
  • Ilusoria: Imagen mental engañosa provocada por una falsa percepción de la realidad debida a la interpretación errónea de los datos que perciben los sentidos.

Él nos da ejemplos de cómo salir de las trampas de la percepción a través de un ejemplo del espejo del auto: El espejo retrovisor puede ser percibido por una persona no experta de manera errada: Un auto se acerca desmesuradamente y no podremos reaccionar porque el espacio entre los objetos fue alterado y no se hace posible leer adecuadamente esa realidad; en cambio un conductor experimentado sabrá a cuanta distancia se acerca el carro detrás de nosotros. ¿Qué nos lleva a  tener una mala lectura desde nuestra percepción?

Necesitamos el conocimiento de un realidad, del contexto de una experiencia que nos hace comprender y entender la realidad en la cual estamos inmersos. De esa manera podremos percibir de manera correcta las realidades.

Después de este período de orientación cognitiva, un usuario con conocimientos de realidad virtual puede percibir objetos virtuales como virtuales. No percibirán los objetos como presentes en el espacio físico… Sino que perciben los objetos como si estuvieran en un espacio virtual. Y esta percepción será correcta.

David Chalmers



Ideas Finales

La realidad virtual no puede ser rebajada a segunda clase. A corto plazo, las realidades virtuales pueden ser inferiores a las físicas, pero recuerden que la realidad virtual puede ser real, no ilusoria. A largo plazo puede estar a la par con la realidad física, pues llegará un momento que todo se conectará y será una realidad mixta o extendida como hablamos en un momento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.