lo es original de Jonatan Lipner y fue publicado por primera vez en Linkedin

Bienvenidos al futuro. Antes de hacerse demasiadas ilusiones, establezcamos: la pobreza no ha sido eliminada, no se ha suprimido la voluntad de las personas con drogas sintéticas o implantes, las guerras siguen existiendo, las personas gozan de relativa libertad, los partidos políticos y las religiones todavía dividen a las personas. Los gobiernos y las corporaciones no han esclavizado a la población. No es una utopíaNo es una distopía. Es, sencillamente, el futuro. Y es un futuro aumentado.

El libro sigue existiendo. La radio sigue existiendo. La televisión sigue existiendo. Los smartphones siguen existiendo. Ninguna de estas tecnologías ha sido eliminada, porque como toda buena tecnología, no desaparece: encuentra su lugar. La Realidad Aumentada las ha ubicado. La auténtica, la definitiva Realidad Aumentada, golpeó con fuerza sobre el tablero y volvió a ubicar todas las piezas donde correspondían. No sacó a nadie del juego, porque nunca se trató de eso. La Realidad Aumentada siempre se trató de aumentar. La Realidad Aumentada llegó para explotar el verdadero potencial de la mente humana. Y vaya que lo hace.

Siempre estuvimos hambrientos por información. Nuestros cerebros básicamente existen para procesarla y producirla, la necesitan. A lo largo de nuestra historia, tuvimos que recurrir siempre a fuentes que rompían nuestra interacción con la realidad: el conocimiento de otras personas, los libros, las computadoras, los celulares. Pero ahora eso ha cambiado. Nos basta con observar cualquier objeto para obtener información al instante, si así lo deseamos. Y si un objeto nos ha generado un camino de hipervínculos a seguir, lo seguimos tan naturalmente como antes observábamos aquel “elemento”, porque la diferencia entre la interfaz de la realidad y las interfaces virtuales ya no existe. Cuando queremos volver a la realidad, nos basta con despejar los objetos virtuales frente a nosotros.

Todo se encuentra aumentado, los libros, las películas, incluso los celulares, porque todo lo que existe contiene información de otra cosa, o se le podría asociar, o se vería enriquecido por alguna forma de experiencia virtual. De la misma manera, todo lo que vemos, y lo que se encuentre asociado a lo que vemos, puede enviarse a cualquier otra persona al instante, y a su vez, podemos asociar nuestras opiniones y reacciones a los objetos que observamos, para que otros los encuentren ahí. Por supuesto, si queremos saber lo que sea, sobre algo que no está frente a nosotros, o simplemente ver lo que queramos, basta con invocarlo para que aparezca, y podremos obtener información también de este objeto virtual.

Nada de esto nos aísla de la realidad. De hecho, sucede todo lo contrario. La realidad se ha vuelto más importante que nunca, porque es la base sobre la que construimos, procesamos, aplicamos y obtenemos el conocimiento. Incluso si alguien no puede o quiere tener los lentes necesarios para aumentarse, que son cada vez más asequibles para toda la población, de todas maneras compartimos una misma base común, y cualquiera puede recuperar la información en el instante y compartirla, sin ningún problema.

Pero volvamos a nuestro tiempo. Esta no fue una predicción. No conozco el futuro. Fue tan solo un humilde ejercicio de imaginación. Nada de lo que redacté anteriormente es técnicamente imposible, ni siquiera inviable: existe la tecnología y existe la necesidad humana de aprovecharlo, aunque todavía muchos no lo sepan. Así como nadie sabía que necesitaba el automóvil, aunque toda la vida los seres humanos usamos medios de transporte cada vez más rápidos, eficientes y estables; lo mismo sucede con la Realidad Aumentada: no sabemos que la necesitamos, pero todos queremos saber más de las cosas que vemos, o dejar nuestra opinión sobre ellas, o tenerlas frente a nosotros cuando están lejos. Estamos al borde de un cambio de paradigma en la forma en la que nos relacionamos a la realidad y a la información. En los próximos años, seremos testigos, y protagonistas, del nacimiento de la Humanidad Aumentada.

Información del autor:



LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.