CyberSickness es un mal común que está afectando a miles de usuarios que inician con la realidad virtual. Este es uno de los más grande stoppers en la adopción de dicha tecnología, luego de los costosos equipos. 

Desde Sword of Damocles hasta los visores de Oculus, el gran problema es hacer inmersivo y cómodo la experiencia de estos entornos virtuales. Pero ¿qué pasa cuando los sentidos no sincronizan, pues los ojos tienen una realidad distinta, a lo que el cuerpo entero percibe. En conclusión: el cuerpo lanza una alerta al cerebro para reestablecer el orden y aparece el cybersickness.

CyberSickness  es una condición que puede ocurrir durante o después de la exposición a un ambiente virtual y puede inducir síntomas como dolor de cabeza, fatiga ocular, náuseas o en casos extremos, vómitos.

Según un estudio diseñado en el 2016 por Rebenitsch and Owen se indica que el 30% a 80% de la población experimenta algún grado de este fenómeno. Hace unas semanas hablamos sobre algunas soluciones para este mal, pero aún no existe un consenso sobre qué herramienta o hardware es el adecuado.

Desajuste sensorial

Las teorías más común sobre el ciber sickness son 1) desajustes sensoriales y 2) inestabilidad postural.

Esta primera teoría (desajuste sensorial), que es la más aceptada, sostiene que hay una incoherencia entre el cerebro y el sistema vestibular generando un conflicto que se desencadena en mareos.

Yo por ejemplo he tenido estas molestias (mareo y fatiga ocular) al utilizar mis Gear VR. El problema que he experimentado es cuando se presenta un inadecuado ajuste del visor.

El equilibrio y el sistema vestibular

El equilibrio es posible mediante tres sistemas:

  • Sistema del oído interno o sistema vestibular.
  • Sistema visual.
  • Propioceptores: receptores repartidos por todo el cuerpo.

El sistema vestibular se encuentra dentro del oído y nos ayuda con el control espacial, por ejemplo comprender los giros, desplazamiento y movimientos que realicemos.

Los causantes

En su mayoría parte de un error entre software y hardware. Ahora solo vamos a mencionar 3 causantes, pero existen una lista de estos. El terrible lag puede entorpecer el entendimiento del mundo virtual. Mientras que yo me muevo, el visor recién mostrará la información con retraso.

La distancia interpupilar es la distancia entre los dos ojos. Esta distancia varía por persona, sexo y raza. Podrán ver que no hay un estandar claro. Existe dentro de la mayoría de visores la capacidad de ajustar los lentes. Un mal diseño inmersivo o espacial también nos perjudica, por ejemplo no poseer audio espacial puede arruinar la experiencia y también generar incompatilidad sensorial. 

La realidad aumentada aún no “disfruta” de los cybersickness pues actualmente la experiencia se realiza a través de los smartphone y los visores de realidad aumentada aún no son tan masivos.



LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.