Hace unas semanas atrás se anunció el lanzamiento de los HoloLens 2 y mucho antes se supo que el ejército de Estados Unidos licitó para obtener un visor de realidad aumentada, en la cual quedó la empresa Microsoft como ganadora indiscutible. Desde ese momento se ha sabido también que los trabajadores de Microsoft protestaron, pues ellos estaban “alarmados” al saber que la compañía estaba vendiendo la tecnología HoloLens al ejército.

Luego de eso existió un silencio sospechoso, yo pensaba que no se iba a saber nada, pero absolutamente nada luego de la noticia, pero hace poco días un periodista de la CNBC, Todd Haselton, tuvo acceso a las prácticas del ejército con los HoloLens. Este es el inicio de la historia de las posibles guerras aumentadas.

El Ejército recientemente invitó a CNBC para ver cómo utilizará los headset de Microsoft HoloLens 2 especialmente modificados. Son parte de un contrato de defensa de $480 millones con la compañia. El ejército no diría cuánto cuesta su versión, pero para el consumidor cuesta $3,500.

Todd Haselton, iniciando su narración sobre el respecto

Tood habló con soldados de operaciones especiales que ya habían trabajado y experimentado con los headsets como parte de su preparación. Esta es una de las primeras iniciativas que tiene el ejército para agregar tecnología innovadora e inmersiva para potenciar su poderío estratégico.

Ese dinamismo por acoger a tecnologías rápidamente es un proceso que está implementando el ejército de los Estados Unidos. Se comenta que antiguamente para las licitaciones militares duraban entre 5 a 7 años como mínimo, aunque también podía llevar 20 años para que un producto saliera de la mano del ejército.

Existe un comando llamado United States Army Futures Command (Futures Command) que se encargará de modernizar sus tropas y estrategias. Es la primera vez que escuchaba esa unidad, posiblemente otros países también tengan implementado esa organización especializada en mejorar y acercar la tecnología.

El ejército recién está iniciando sus trabajos con los HoloLens 2 por lo que no existen muchas imágenes o videos al respecto. Como era de esperarse las fotos fueron proporcionado por ellos. Por otro lado, Tood ha sido una de las pocas personas que han experimentado esos HoloLens 2 modificados.

Modelo del posible IVAS



Los IVAS

El ejército llama a esta versión especial de HoloLens 2 como “IVAS”, que significa Sistema Integrado de Aumento Visual (Integrated Visual Augmentation System).

Es interesante como Todd narra desde su punto de vista la importancia de la realidad aumentada, pues aunque pudiera parecer algo obvio, muchas empresas de noticias confunden términos entre la realidad aumentada con la realidad virtual.

Varias compañías están apostando fuerte en la Realidad Aumentada como el futuro de la computación, ya que nos permitirá hacer mucho de lo que podamos en una computadora, pero mientras miramos a través de unos lentes en lugar de usar un teléfono o una pantalla de computadora. Apple, Google y Magic Leap están construyendo software y hardware con capacidad para la realidad aumentada.

Todd Haselton
Una representación de la CNBC del tipo de mapa que un soldado podría ver.

Lo que él pudo ver a través de esos IVAS era un mapa que mostraba donde estaba él ubicado, además comprender el edificio y las estructuras cercanas. También logró ver diminutos puntos que son las representaciones de otros usuarios. La proyección aumentada también incluye una brújula que nos orientaba dentro del mapa, además de eso, se visualizó las referencias visuales marcadas en diferentes grados. Estos grados podían localizar a los miembros del escuadrón o alertar sobre un problema. Al fiel estilo de Call of Duty o Free fire.

Lo que me pareció “interesante” de leer el articulo fue que también estos HoloLens 2 modificados han sido capaces de integrar imágenes térmicas. Esto aumenta mucho más las oportunidades de ganar un combate. Los lentes de visión nocturna que se usan actualmente emiten un brillo verde. Los IVAS no brillan tanto y podían ser casi imperceptibles.

“No es solo para usar en combate”, dijo un vocero de los militares. Se puede recolectar datos del soldado como el ritmo cardiaco, además de practicar y mejorar los skills de combate. Adicionalmente se indicó que un soldado puede apuntar un arma mientras usa el IVAS. Inteligentemente, el sistema muestra la retícula, o el objetivo del arma, a través del visor.

Una versión artística de CNBC de las capacidades de visión nocturna térmica de IVAS.

El ejército ha estado trabajando en esta versión de IVAS solo por unos pocos meses, y los soldados han empezado a proporcionar el feedback adecuado. No veremos el modelo definitivo en mucho tiempo, pues quedan mejorar por realizar. El mundo está por cambiar, la tecnología no es mala ni buena en sí misma, todo depende cómo se aplica y en qué entorno. Yo espero no ver los hololens en ninguna guerra.

Fuente original – CNBC



LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.