ModiFace, el espejo de realidad aumentada que permite maquillarse

Como mujer puedo dar fe y asegurarles que comprar maquillaje es toda una ciencia que quizás muchos hombres jamás podrán entender. Y es que sumergirnos en un mundo donde los colores, matices y tonos parecen nunca acabar hace que nuestra decisión para comprar algo pueda ser un proceso bastante tormentoso, lleno de dudas, pero sobre todo, un proceso largo -lo que saca de quicio a muchos de ustedes-.

Ahora, como si no fuera suficiente para nosotras elegir un color o matiz de maquillaje dentro de toda la variedad que las empresas de cosméticos nos ofrecen, tenemos que enfrentarnos -en varias ocasiones- a la dura realidad de abrir empaque del maquillaje “soñado” y que este no se parezca al tono que creímos ver en el catálogo, o que simplemente no quede bien con nuestro tono de piel. Y es que no es lo mismo testear el producto, que solo ver un color en fotos, que probablemente no reflejen con exactitud lo que realmente es.

 

Si bien es cierto en casi todos los puntos de venta de las cadenas de cosméticos hay probadores de maquillaje que nos permiten testear el producto; sin embargo, esta no es una solución a nuestro gran dilema. Es que no es lo mismo verte completamente maquillada a tener que maquillarte solo un poquito sobre el maquillaje que ya llevabas puesto. Pero, calma. Alguien ha pensado en nosotras y gracias a la tan amada realidad aumentada este lío mundial podría acabar.

La cadena de tiendas de belleza Sephora está utilizando la realidad aumentada para que sus clientas puedan probar sus cosméticos sin necesidad de aplicarlos en su rostro. ¿Cómo es posible esto? Mediante el ModiFace, un espejo de realidad aumentada en 3D que permite recrear cómo va a quedar el maquillaje en el rostro sin que ella tenga que aplicárselo.

Funciona de manera muy sencilla. Solo hay que situarse frente al espejo. En pantalla, se mostrará una paleta de colores para sombras de ojos y una vez seleccionado el color que se desea, este se mostrará en el espejo de forma virtual. De esta manera podremos saber con exactitud cómo lucirá este color en la cara de la persona que lo está usando. 

El espejo está diseñado con una pantalla LCD que incorpora una cámara de alta definición que es la que captura la imagen. La tecnología de ModiFace es la encargada de realizar el seguimiento del rostro y registrar la ubicación de los rasgos faciales. Una interface que es capaz de reconocer los gestos y movimientos, de manera que el usuario puede cambiar de posición y ver el resultado de frente, de perfil o desde cualquier otro ángulo.

Es decir sin necesidad de ‘pintarse’ y ‘despintarse’ cualquier chica puede ver cómo le sienta tal o cual color. Por ahora, Sephora solo dispone de ModiFace en su tienda de Milán, pero con el éxito que de todas maneras va a tener no dudo que en poco tiempo la idea pueda ser exportada a las demás tiendas de la compañía en todo el mundo.

 

 

Recibe toda la información necesaria sobre realidad aumentada y el mundo de la innovación. Descarga gratis material especial de nuestra comunidad.

Leave a Reply