Si en tu país, como en el mío, está pasando por un mal momento debido a problemas políticos, definitivamente esta noticia te alegrará. Científicos de la Universidad Johns Hopkins han creado un tejido de retina humana desde cero en sus laboratorios. Esta nueva investigación podría ayudar a desarrollar terapias relacionadas a enfermedades oculares.

Sin embargo estas retinas no se utilizarán para trasplantes. Por el momento, las investigaciones están relacionadas a comprender cómo funcionan sus células y su relación con la detección del color.



Organoides retinales

La retina humana se cultiva a partir de células madre llamadas organoides retinales. Dichos organoides se crean en una placa de petri. De esta manera no se investiga directamente en un cuerpo humano.

El proceso de cultivo es riguroso y delicado pues toma el mismo tiempo que la formación de un feto humano. Lo que significa que cualquier proceso que haya salido mal podría haber costado nueve meses.

Durante el proceso de crecimiento, las células que detectan el color azul fueron las primeras en crecer, seguido por las células que detectan rojo, y finalmente las que detectan el color verde. Los investigadores descubrieron que la liberación de la hormona tiroidea determina si las células se convierten en detectores azules, rojos o verdes. Los niveles de esta hormona son controlados del tejido del ojo.

En dicha investigación proponen la hipótesis de que los niveles de la hormona tiroidea pueden ser los que produzcan enfermedades relacionadas a la ceguera al color.

La investigación demostró que es posible, a través de la herramienta CRISPR, producir células azules, rojas y verdes. Se espera usar este conocimiento en el futuro para desarrollar tratamientos terapéuticos que involucren estas células que detectan el color.

Este avance científico podrá ayudar a tratar la degeneración macular, la principal causa de pérdida de visión.

Organoides

Los organoides son estructuras tridimensionales de celulas cuya composición es similar a los órganos reales en estructura y función. Se utilizan en las investigaciones de células madres. Posiblemente los organoides influyan en nuevos fármacos y terapias regenerativas. 

El uso de los organoides produce controveria pues es un campo nuevo en donde muchos científicos debaten sus implicancias.  Por el momento, se espera que se reduzca la utilización de embriones humanos o de animales en experimentación.

Los organoides también se los llama de mala manera: fábrica de los tejidos.

CRISPR

CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats) significa Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente interespaciadas; y es la herramienta biotecnológica que permite modificar el genoma de cualquier célula. Dicha técnica permite modificar la secuencia del ADN.

Bienvenido a esta nueva era genética 😉 un lugar donde la retina humana podrá ser curada sin problemas

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.