Esta semana, Meta nos sorprendió presentándonos varios prototipos de visores de realidad virtual que son parte de su investigación para crear el headset VR perfecto. A continuación, conoce cuáles son los retos que la empresa debe superar para lograr el headset VR que permita una experiencia visual de la vida real.

Meta quiere que sepamos que sigue en la lucha por crear la mejor experiencia de realidad virtual, pero también quiere que sepamos que el camino para lograrlo implica varios desafíos tecnológicos. Para superar estos desafíos, se han embarcado en un proceso de investigación y desarrollo de tecnologías de realidad extendida en donde esperan invertir cerca de $10 mil millones este año.

Como resultado de dicha investigación y desarrollo, Meta nos ha presentado una serie de prototipos de headsets de realidad virtual. Cada uno de estos prototipos representan un desafío tecnológico y tiene como objetivo alcanzar una imagen tan real que el ojo humano no logre diferenciarlo de la realidad. A esto se le llama el “Test visual de Turing”, es decir, el punto en el que la realidad virtual es prácticamente indistinguible del mundo real. ¿Podrá Meta pasar este test visual?

Los desafíos tecnológicos de Meta

Meta nos habló de cuatro desafíos y nos mostró cómo los están superando:

El primer desafío sería solucionar el problema de la baja resolución y por eso busca crear una tecnología de “resolución retiniana”. Para ello han creado el prototipo llamado “Butterscotch”, que, según indican, tiene una resolución suficiente como para poder leer una tabla de optometría en realidad virtual.

headset VR de Meta Butterscotch
Butterscotch posee una resolución retiniana

El segundo desafío es el enfoque, se busca que el futuro headset VR tenga la capacidad de enfocar una escena virtual en diferentes profundidades. Meta la denomina “varifocal” y para ello nos habló de su prototipo llamado Half Dome.

prototipos VR de Meta Half Dome
Con Haf Dome se busca lograr el enfoque varifocal

El tercer desafío es la corrección de la distorsión para ayudar a resolver los errores ópticos, como la deformación y las franjas de color, introducidas por la óptica de visión.

Finalmente, el cuarto desafío es el HDR, esta es la capacidad de reproducir la gama de colores, el brillo y el contraste de manera realista. Para esto, el equipo de Meta creó el prototipo Starburst.

Meta Starburst
Starburst es un prototipo enorme que logró gran calidad visual

Meta también nos presentó su prototipo llamado “Holocake 2”, el más avanzado hasta ahora y que posee un diseño más moderno y elegante con respecto a los otros. Holocake es significativamente más pequeño porque se le ha incorporado una tecnología que envía la luz a través del holograma de un lente, lo que lo hace ser más ligero.

prototipos VR de Meta Holocake 2
Holocake 2 es el prototipo que más se acerca a un producto final

El headset VR del futuro

Meta tiene el gran reto de unificar todas estas características en un solo dispositivo que supere todos estos desafíos visuales y que, además, sea ligero y pequeño. ¿Y cuál sería ese dispositivo? Según la empresa, el dispositivo que cumpliría todas estas características se llama Mirror Lake.

prototipos VR de Meta Mirror Lake
Diseño conceptual de Mirror Lake

Este dispositivo aún se encuentra en fase de diseño conceptual. Mirror Lake tendrá lentes holográficas, HDR, lentes varifocales mecánicas, seguimiento ocular y sería bastante ligero. Pero para llegar a esto aún queda bastante camino y Meta debe invertir bastante dinero para lograrlo.

prototipos VR de Meta Mirror Lake
Diseño conceptual de Mirror Lake

¿Crees que Meta logre superar estos desafíos y crear el headset VR perfecto? ¿Qué te parecieron los prototipos VR de Meta?

Sígueme en mis redes para enterarte de más contenido sobre AR, VR y tecnología Youtube Instagram Facebook Twitter.




LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.