Nunca vayas por el camino trazado pues conduce hacia donde otros han ido ya.”Alexander Graham Bell

El motivo de escribir esta series de ideas es para comunicarles uno de los planteamientos que se han ido fermentando en el mundo digital a través de lo hackers. Esto es una realidad, inesperada para muchos, debido a los inminentes cambios en la forma de impartir conocimiento.

En una sociedad del consumo excesivo, donde lo único importante es la satisfacción material ocasionada por el ideal del paraiso industrial, las materias de estudio impartidas como las matemáticas, la física y la química estan el top de la pirámide  intelectual y la pintura, la música y otras artes están relegadas para bohemios despreocupados de vivir cómodamente.

Esto debe cambiar! No debemos alejarnos de lo que nos gusta hacer porque ahí radica la tristeza o la alegría de toda tu vida.

A cuantos conocidos hemos escuchado decir que estudiaron una carrera que dá dinero por el simple hecho que así vivirían “mejor”. No hay carrera mala o buena, el que toma las riendas de su destino es uno mismo. Los mejores profesionales son los que le apasionan lo que hacen.

La educación es un tema que concierne a todos. Nuestros actos y pensamientos en cierta medida influyen a las personas que habitan a nuestro alrededor. Nosotros como nativos digitales y observadores del progreso tecnológico no satanizamos, sino que con nuestro ejemplo damos cátedra de que la tecnología puede ser útil para aprender y vivir.

Gracias al internet se ha dado una aceleración al cambio educativo. Muchas personas aprenden a traves de foros, blogs y páginas web que sin ningún interes económico brindan conocimientos, tutoriales y ejemplos. Por el otro sendero se encuentran las grandes corporaciones que se ven apabulladas frente a las entusiasmadas fundaciones y comunidades de softwares libre donde el motor del desarrollo son las personas con ansias de ayudar. -manifiesto

 Dímelo y lo olvido. Enséñamelo y lo recordaré. Déjame hacerlo y lo comprenderé.

Confucio

Yo estoy convencido que es necesario que las personas aprendan haciendo. Una forma donde experimentando se llegue a conclusiones que perduren en la mente del individuo y sean útiles para su vida. Si cada uno le tomaran un exámen sobre lo aprendido hace 1, 4 o 10 años en la Universidad la mayoría reprobaría.

Lejos de demostrar la deficiencia estudiantil o el desgano de muchos alumnos de continuar en universidades, el verdadero problema se encuentra en que los métodos de enseñanza son tan obsoletos que destruyen el verdadero interes por estudiar.

El miedo es la excusa para no intentarlo.

No te ahoges en tus problemas pensando en que tus desaciertos no te dejaran avanzar. Las barreras son tan altas como tus miedos. -manifiesto

El peor miedo que podamos tener es el de fracasar. El fracaso es el resultado erroneo de un intento. Tenemos miles de intentos. No conozco ningún hombre de exito que no haya sentido la derrota infinidad de veces. Pero su verdadero éxito recae en que el se paró una y otra vez para lograr sus metas.

La vida no es lineal y perfecta. Es una simbiosis donde asimilaremos cada experiencia de nuestras cortas existencias. No hay un único camino para ser feliz. Es por eso que aquí frente a tu atenta lectura te propongo que:

  1. No pierdas el interes por estudiar.
  2. No te dejes vencer por muchos que quieren pisotear tus sueños de hacer el mundo algo más que un planeta habitado por seres mesquinos.
  3. Enseña tus pocos conocimientos a los demás. Recuerda que tienes un papel fundamental en tu sociedad.
  4. Sientete orgulloso de aprender de una forma diferente.
  5. No tengas odio por los que no te entienden.
  6. El miedo es el peor fracaso. Los más existosos han fracasado infinitas veces  y se han levantado.
  7. El concepto está por encima de cualquier técnica.
  8. La gratitud y tu aporte forman las comunidades.
  9. La enseñanza lo hace el profesor; el aprendizaje, el alumno.
  10. Si estas aturdido y frustrado… sigue adelante… vuelve a leer.

Recuerda que dicho todo esto tienes que ponerlo en práctica porque nada mejor que enseñar con los actos.